Los efectos del maquillaje de Halloween en tu piel

En Halloween todos tenemos el objetivo de dar muuuuucho miedo con nuestros disfraces y maquillajes, sin embargo, lo que no debe asustar es nuestra piel los días después de este evento. Debemos tener cuidado, como siempre, con lo que nos aplicamos en la dermis y el uso de las pinturas de Halloween suele ser arriesgado si no ponemos atención en ciertos aspectos.

En primer lugar, como ya habréis notado en años anteriores, este tipo de maquillaje de caracterización suele ser más denso, opaco, grueso y sus ingredientes además son diferentes a los del maquillaje convencional. Nuestra piel no está acostumbrada a ellos a lo largo del año por lo que, junto a estas características, su aplicación puede provocarnos reacciones alérgicas, dermatitis y hasta sarpullidos, debido a una alteración de nuestro pH cutáneo.

Además, debido a su textura densa, que puede obstruir nuestros poros, podemos encontrarnos con brotes repentinos de acné, y más si tenemos la piel con tendencia grasa, pues estos maquillajes son también más oleosos y encerados (para prolongar su duración).

¿Cómo elegir los productos de maquillaje adecuados para este Halloween?

Básicamente, aquellos que respeten tu piel. Pero de una forma más detallada:

  • NO los utilices si sufres de acné severo, tu piel es extremadamente sensible, eres alérgico a alguno de sus componentes o si estás pasando actualmente por algún brote de dermatitis/alérgico.
  • Cómpralos en sitios de confianza. Huye de los productos low cost, fíate solo de aquellos establecimientos especializados en caracterización, que puedan garantizar el correcto sellado del producto así como su conservación y materiales utilizados.
  • Lee bien las etiquetas. Busca la frase "testado dermatológicamente", elige aquellos hipoalergénicos y no comedogénicos (no obstruyen el poro). Y, por supuesto, fíjate siempre en su fecha de caducidad.
  • No reutilices. A no ser que el producto esté dentro de la fecha que señala el fabricante y te hayas asegurado de guardarlo correctamente, es mejor que no utilices el mismo de un año para otro. Por supuesto, si ves que su textura, olor o color ha cambiado, o bien sus componentes están separados o grumosos ¡ni lo toques!
  • Intenta no aplicarte pegamentos o siliconas para adornos adicionales como heridas o brechas. Estas sustancias son especialmente irritativas y mucho más complicadas de retirar, provocando más reacciones cutáneas a la hora de desmaquillarte. Como complemento, mejor utiliza pelucas, diademas, sombreros...
  • Realiza una prueba en el dorso de la mano antes de aplicar estas pinturas en tu rostro. Así comprobarás que tu piel no reacciona negativamente a su composición.

¿Cómo tratar y restaurar la piel ante los efectos del maquillaje de Halloween?

Tu piel agradecerá una rutina específica antes, durante y después del "fiestón" de Halloween que vas a darte ;) sobre todo, por esa capa verde fosforito que le has puesto encima para tu súper disfraz de Hulk. Recuerda todos estos tips que puedes empezar ya a poner en práctica:

  • Intenta mantener tu piel muy hidratada los días previos, bebiendo mucha agua y aplicando cremas que sean muy nutritivas.
  • Limpia a fondo tu piel y aplica crema hidratante justo antes de aplicarte el maquillaje para tu disfraz, de esta forma prepararás mejor tu rostro, protegerás mejor la epidermis (la crema hará de capa protectora) y después resultará más sencillo desmaquillar.
  • Especial cuidado en contorno de ojos, labios y cuello. Al ser las zonas más delicadas y finas, deberás prestar mayor atención a reacciones alérgicas.
  • No dejes tu maquillaje más de 5 horas en tu piel. 
  • ¡Desmaquilla SIEMPRE! Sabemos que llegarás tarde a casa y te asaltará la pereza, nos pasa a todos, pero merece la pena tomarse la molestia en este caso y retirar toda la pintura que hayas aplicado en tu piel. Nunca te vayas a dormir con restos de maquillaje, tu piel se resentirá.
  • Hidrata y exfolia después. Tras retirar estos productos algo más agresivos en tu piel, necesitarás repararla, por eso te recomendamos aplicar después de desmaquillarte un tónico hidratante y una crema regeneradora. Al día siguiente, exfolia tu rostro para retirar los residuos que hayan podido quedar.

Ahora solo nos queda desearte una feliz noche terrorífica y una feliz piel ❤️ ¡A pasarlo de miedo!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados